martes, 25 de agosto de 2015

Olfa Mag

Luciana Cáncer reseña LA SERIE NEGRA de Washington Cucurto.
Gracias Olfa Mag!

Le copiamos la nota completa, que también pueden leer visitando esta flamante revista:
http://www.olfamag.com.ar/washington-cucurto-la-serie-negra-paisanita-editora-2015/

WASHINGTON CUCURTO – “LA SERIE NEGRA” / PAISANITA EDITORA – 2015

14 AGOSTO, 2015
LaSerieNegra TAPA

La serie negra de Cucurto es un volumen de cuatro relatos imposibles. Poderosa ciencia ficción policial, prosa recargada de sexo, verborragia animal, ironía y esperanza en historias que hablan, siempre, de literatura, de política, y de alguna forma de amor.
La serie negra propiamente dicha es la historia de un futuro, tal vez una realidad paralela, que pinta a una Argentina superpoblada de editoriales independientes. “Economías alternativas y asociativas” brotan a la primera de cambio, con lo poco que sobra para montar un negocio propio, y estructuran la vida individual y social: ¡Argentina es un país con más libros que lectores! Florecen oficios por doquier: imprenteros, encuadernadores, diseñadores o ilustradores. El tiempo, todo, se emplea en consumir libros. Ya no queda tiempo para escribir. Como sucede en todos los mundos, este mundo increíble tiene un mega villano que desea apoderarse de él a través del robo espectacular de la fórmula del último boom: el precioso y original libro cartonero.
Prisioneras de Dios es la historia de un amor inter-especie (hombre versus mujer iguana), que nace en la lectura de un libro de poesía. O tal vez ese sea el punto de partida para contar otra cosa: una aventura mística y sobrenatural que transcurre en una Buenos Aires llovida por virus espaciales, mutadores, despertadores de enfermedades nuevas. En este contexto, Cucurto planta protagonistas con nombres de historieta que corren una carrera llena de obstáculos para salvar a la ciudad. O, al menos, para salvarse. Hasta la batalla final en un Parque Lezama decorado con montañas de cocaína espumosa y blanca.
Bukowski no es solamente un homenaje al querido escritor. Es un recorrido por un mundo donde la Coca-Cola corre peligro de extinguirse. Pero no es esa la parte delirante de la historia. La historia toda es un delirio lúcido y atrapante con base en una fábrica subterránea en la ciudad de La Paz: una sociedad de hombres, mujeres y niños que no conocen otra forma de vida que no sea producir el brebaje adictivo y marrón; además de reproducirse ferozmente, incestuosamente. Bolivia tiene el poder de continuar o de terminar con el imperio Coca-Cola, dirigido por un argentino ciego de poder, con inquietudes artísticas, que obliga a sus empleados a producir sin parar y a leer a Bukowski.
Evita traicionera vuelve al policial cartonero contado a dos voces. Contrabando de armas camufladas en una librería del barrio del Abasto, revolución cartonera y secuestradores exprés que se enfrentan en un tiroteo y explotan masa encefálica, piernas y brazos, a una cuadra de Plaza de Mayo.
La lectura de este libro se convierte en un acto de voracidad. Imparable como su prosa que no para de crear ilusiones imposibles pero palpables. Ciencia ficción lunfarda que arrasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario